jueves, 12 de junio de 2014

MEMORIA BECAS 2014

El pasado 30 de Mayo celebramos en el Mayor el acto de imposición de becas y medallas de finalista. Después de una semana de trabajo y preparativos (con los exámenes a la vuelta de la esquina) conseguimos "atar todos los cabos" para que no faltase ningún detalle y pasásemos un día inolvidable. Os dejamos aquí la memoria de nuestro paso por el Mayor. 

Buenas tardes a todos los presentes.
Soy colegial del Buen Aire. Y es la frase que pronunciamos orgullosos desde aquél lejano día en el que cruzamos las puertas del Mayor. Orgullo colegial que se ve reflejado en el rostro de los colegiales que hoy reciben este reconocimiento por su implicación en esta casa. Becas o medallas de finalista, en definitiva, un símbolo que marca un antes y un después en nuestra etapa colegial.
Nervios. Maletas. Ilusión. Incertidumbre, despedidas, miedos, expectativas. Muchos son los sentimientos que nos invadían aquél 26 de septiembre. Para muchos de nosotros era la primera vez que embarcábamos para un viaje tan largo, y a la vez desconocido. Éramos niños aún, acompañados siempre de nuestros padres, y nos tocaba dejar atrás todo lo que hasta entonces había sido nuestra vida. Era el momento de descubrir.
Sevilla era nuestro punto de encuentro, nuestro puerto de salida, desde donde nos embarcaríamos en el Buen Aire. Marineros expertos nos esperaban para recibirnos, llegando así el momento de zarpar. No sólo la experiencia nos acompañaba, sino también la falta de ella que compartíamos con el resto de nuevos tripulantes. Con ellos empezaríamos a intercambiar nuestras primeras impresiones, sin saber que poco tiempo después pasaríamos a ser una familia, la familia del Buen Aire.
Los primeros meses navegamos por aguas tranquilas. Llenas de fiesta, diversión, nueva gente, nuevos sitios, nuevas sensaciones siempre acompañados por nuestros queridos veteranos que en esas aguas, digamos que se movían bien. Empezaron siendo nuestros mentores, pero ahora miramos atrás y los vemos como nuestros amigos. Porque al fin y al cabo, esa es la esencia de vivir en el Mayor, encontrar esa familia que nos acompaña en la nueva etapa de nuestra vida.
Como en todo hogar hay alguien que tira del carro, y nosotros tuvimos la suerte, de tener los veteranos que tuvimos, muchos fueron grandes como tales, y otros han llegado a ser amigos de los que siempre hay algo que aprender, porque fueron y son los que nos han enseñado ese sentimiento colegial que, tras años formando parte de esta casa, tan orgullosos nos sentimos, y por el que seguimos luchando.
Han sido muchos los momentos vividos, buenos, malos, pero siempre juntos. Echando la vista atrás, nos damos cuenta de lo mucho que este colegio nos ha aportado, no sólo nos ha dado cobijo en nuestra trayectoria universitaria sino que nos ha ayudado a crecer como colegiales y como personas. Cuando llegamos aquí, aún éramos niños, nos invadían las inseguridades, los miedos, la vergüenza… pero juntos hemos aprendido a superar todos esos obstáculos que nos han permitido madurar y crecer en todos los sentidos. Éramos niños sí, pero podemos presumir de que saldremos de esta casa convertidos en hombres y mujeres, preparados para todo lo que nos depare nuestra futura etapa.

Hemos navegado por bonitos lugares, pero también nos hemos adentrado en peligrosas tormentas, que en lugar de hundirnos nos han ayudado a salir a flote afianzando nuestro sentimiento colegial. Y es que como suelen decir, hasta en las mejores familias, existen diferencias. Diferencias que lejos de separarnos, han logrado un Buen Aire más unido que nunca. Y eso es algo que nada ni nadie nos podrá arrebatar.
Porque en el Buen Aire hemos aprendido lo que es el compromiso con algo y con alguien, hemos conocido lo que es tener un sentimiento en común con otro centenar de personas  y que todos nos sintamos identificados bajo un mismo escudo, ahí no existe edad, sexo o religión, sino el mayor y sus colegiales. Que si un examen no sale bien no es por falta de suerte, y que si un día no sonríes no es por falta de alegría, eso es el mayor, y eso es lo que nos llevamos.
Nuevos becados: hoy os pedimos que sigáis transmitiendo todo esto, que sigáis luchando por hacer de este centro un hogar, una familia y un centro de aprendizaje. Os pedimos implicación, que no es dedicación de horas sino hacer el proyecto, el Buen Aire vuestro. La Beca que vais a recibir es el símbolo de nuestro reconocimiento hacia vosotros, y nuestro más sincero ánimo. Si alguna vez desesperáis, miradlo, cogedlo en vuestras manos y recordad que confiamos en vosotros para hacer mayor nuestro colegio.
MARINA: reina de los mares y primera dama del Real Club Mediterráneo. Eres a días, pero sabemos que dentro de ese corazoncito, te llevas un cachito de nosotros. La presencia, elegancia y saber estar siempre van junto a ella, con moño incluido. Se define como una enamorada de la geometría, pero más bien de los volúmenes. Nos ha costado subirnos a tu barco, pero para muchos de nosotros ahora eres ese bote salvavidas en el que encontramos auxilio. Vives en los extremos y hablas con las miradas. No todos tienen la suerte de conocerte, pero quienes lo hemos hecho, como tú dices, hemos encontrado una amiga.
JOSÉ CARLOS: el salvavidas del mayor. Recoge la esencia de colegial en palabras mayores y el único hombre entre tantas féminas. Esa persona capaz de demostrar que sí, que es posible meterse en todos los fregados, ir de fiesta (o de viaje) en cualquier época del año, y a la vez cumplir con sus obligaciones en los estudios. Y no solo eso, sino que además lo hace mostrándonos a todos el gran corazón que tiene. El espíritu colegial que sus veteranas sembraron en él no solo ha florecido, sino que empezó a dar fruto en el mismo momento en que lo transmitió a sus novatos. Solo esperamos que sigas transmitiendo estos valores, y que nunca se olviden las famosas “josecarladas”.




CAROLINA: nuestra pelirroja favorita. Sabemos que si te tocan a quien quieres, harías cualquier cosa por defenderlo. Nadie mejor que tú sabe eso de que el esfuerzo tiene su recompensa, porque si hoy estás aquí es porque te lo has ganado. Has sabido sacar ese coraje que tanto te caracteriza, y es algo que has conseguido transmitirnos a todos. Es imposible encontrar a alguien que sustituya a tu Paola, pero tenemos que decirle que en esta familia también has encontrado a una hermana, tu “geme”, tu compañera de líos y batallas. Puede que el Atleti no haya ganado la Champions, pero tú nos has ganado a cada uno de nosotros. Porque esa impulsividad y naturalidad que te caracterizan, te hace única.
LAURA: si hay un hombre en su vida, es sin duda Sergio Ramos. Es rubia, pero no tonta. Un trocito de pan, amiga de sus amigos, y las sonrisas no faltan si te acompaña. Es la definición de amistad personificada, lo cumple todo, incluso diría que guapa si le preguntases. Podría pasarse la tarde mirándose a un espejo, porque deja muy claro que quiere al resto, pero también tiene para ella. El alma de la fiesta, pues no hay discoteca en Sevilla que no haya visitado. Sabemos que nunca dejaremos de verte, pues ya sea dando los deportes o el telediario, será el reflejo de que te has convertido en una buena periodista. Pero antes de ese triunfo, aquí tienes el primero, puesto que has conquistado todos nuestros corazones. 
MARÍA ALCALDE: Gracias a ti jamás se nos olvidará cuantas calorías tiene un kebab. Eres un ejemplo de superación, nadie mejor que tú para enseñarnos el valor del esfuerzo y constancia. Pero nosotros también te hemos enseñado algo, que las primeras impresiones muchas veces se alejan de la realidad, y este colegio es un ejemplo de ello, porque tú, más que nadie te llevas de aquí grandes amigos.Tu presencia nunca pasa desapercibida, pues con tu risa característica, y esas cosas que en tu pueblo nunca pasarían, has conseguido hacernos más felices en nuestro día a día.Y es que después de tres años, has logrado dejar atrás esos lastres que hoy te impedirían lucir tan guapa y sonriente como te vemos. Porque te irás de este colegio y aun muchos no se habrán enterado que estudias periodismo, ah no perdón, publicidad, y estamos seguros que Risto Mejide a tu lado, solo será un mero principiante. 

Esta Beca no significa que vuestro compromiso con el colegio haya finalizado, sino que es ahora cuando realmente habéis adquirido una responsabilidad en él. Vuestra tarea ha de ir a más cada día, a la par que seguís aprendiendo a convivir, a trabajar en equipo, a ser familia.

Y ahora, alumnos de nuevo ingreso y colegiales en general, somos nosotros quienes, aprovechando la confianza que los colegiales mayores nos han brindado, adquirimos un compromiso con vosotros, para así  poder guiaros tal y como han hecho con nosotros. Para que un futuro estéis en nuestro lugar y que podáis recibir con orgullo este reconocimiento.
Y a vosotras finalistas, sólo nos queda agradeceros estos años de dedicación con el mayor. Porque no sólo hemos encontrado profesores en la Universidad, sino que también hemos contado con vuestras enseñanzas en esta casa.
ROCÍO: sí, hoy también tienes bien el pelo. Si alguna vez os encontráis agobiados y sin saber qué hacer, no os preocupéis, ella tiene la solución a eso, ya sea dando una vuelta en Tussam o poniendo rumbo a Valverde. A pesar de que entraste siendo una niña tímida, después de estos años te vas más fuerte que nunca, con tu gran sonrisa y ese movimiento de cabeza que a todos nos ha conquistado. Una ingeniera en potencia que tantas veces ha estado a punto de abandonar lo que más le gusta, pero hoy podemos decir con la boca bien grande que a pesar de las adversidades, has conseguido tus sueños, y que ahora es cuando tienes que demostrar todo lo aprendido. Sabemos que ya pronto plantarás una flor en tu jardín, y disfrutaremos de sus frutos, al igual que tú lo haces con tus sobrinos, quienes se han convertido en los sobrinos de todo el Mayor. Suerte en esta nueva etapa, y estate tranquila, que siempre tendrás un modelito que ponerte para las mejores ocasiones.


VICKY: Vicky? ¿Dónde está Vicky?!!! Eres como los niños perdidos de Peter Pan, siempre perdida pero con ese encanto que te caracteriza. Después de cinco años en el mayor, se puede decir que has vivido de todo en él. Pero aun sigues siendo esa niña de rizos estudiosa y responsable que llegó el primer día. A partir de ahora volarás sola, bueno, sola o con Salva, del que se podría decir que también culminan sus años en el mayor. Las personas que te conocen saben de sobra que tienes un corazón enorme, y que entre estudio y estudio, sabes sacar un rato de fiesta y ser apoyo para tus mejores amigas. Pronto se acerca el verano, y por fin volverás a tu querido Cabeza del Buey, el mayor te echará de menos.
Ahora sois vosotras quienes emprendéis una nueva etapa, tomáis un nuevo barco y dejáis atrás la Escuela de Ingenieros que tanto echaréis de menos. Os deseamos que la travesía que os disponéis a aprender sea igual o mejor que la que estáis a punto de finalizar, y que el compromiso que habéis adquirido con el mayor os ayude en vuestra próxima aventura.
Pero si existen unas personas a las que debemos dar las gracias, es a ellos. Papás, mamás, si hoy estamos aquí es gracias a vosotros. Gracias por ser apoyo desde tan lejos, por levantarnos cada vez que nos veíais abajo y por tener la fuerza suficiente para acompañarnos siempre. Nos habéis dado alas, y lo que es más importante, nos habéis dejado volar. Habéis fracasado con nosotros, pero sobre todo habéis celebrado como nadie nuestras alegrías y siempre que hemos mirado atrás, nunca estábamos solos. Por tanto, no podíais faltar en este día tan especial, porque sois parte fundamental de esto.


No podemos olvidar tampoco, a esas personas que hacen de esta casa algo mejor. Su dedicación esfuerzo y paciencia, junto con su implicación en el Mayor y con los que viven en él, son un ejemplo de que esta familia no sólo está formada por los colegiales, vosotros sois los que lleváis el timón de este barco. El personal que comparte nuestro día a día, quienes compartís de una forma diferente nuestros triunfos y nuestras derrotas, gracias, porque en vosotros hemos encontrado un apoyo y por qué no, en algunas ocasiones una verdadera amistad.
Se suele aludir a días como estos al “final de una etapa”, que nos pone de relieve el misterioso paso del tiempo.
Todos nosotros sabemos que es mucho lo vivido durante estos años, los recuerdos, las anécdotas, las risas que han sido capaces hasta de suavizar las lágrimas que hubiese en el pasado. Nos hemos caído y nos hemos levantado, hemos disfrutado ganando y lo más importante nos hemos apoyado en las derrotas. Y sabemos que todo esto se traduce en personas, en los amigos con los que hemos convivido y en los hermanos con los que hoy  nos vamos. Las amistades continuarán y esta familia que juntos hemos creado seguirá teniendo aquí un hogar.

Sin más, GRACIAS de nuevo a todos. Por regalarnos tantas experiencias dentro y fuera de estas paredes. Pues como bien hemos aprendido, una vez que se entra en el Mayor, ya no se sale. Buen Aire que guardas mi casa, secreto de todo velero de paz. 

Becados 2014:
Laura Acosta
Maria Alcalde
José Carlos Armada
Carolina Delgado
Marina Jiménez

Finalistas:
Victoria Vidal
Rocío Rivera



Mucho ánimo a todos en esta época de agobios. Con trabajo y constancia todo es posible :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada